Spanish English French German Italian

Dimensiones de la pista de pádel

El pádel es el segundo deporte más practicado en nuestro país, tan solo superado por el futbol. Su origen poco conocido se remonta a México, donde Enrique Corcuera lo creó en su casa “Las Brisas”, en la ciudad costera de Acapulco, a principios de los años 60. El fenómeno deportivo saltó a países como España y Argentina de la mano de los poderosos amigos de Corcuera: el Príncipe Alfonso de Hohenlohen en Marbella y gentes de la alta sociedad argentina.

En México también se construyó la primera cancha de pádel fabricada con paredes de vidrio templado. Pero no fue hasta el año 1989 cuando la empresa Master Producciones comercializa la pista de pádel usando el vidrio como material. Poco después, y con el apoyo de la multinacional Coca-Cola, comenzó uno de los torneos internacionales más importantes en Argentina. Este evento motivó el montaje de canchas de pádel con paredes vidriadas en multitud de ciudades del país sudamericano. El furor por este deporte llegó a desplazar al futbol en venta de artículos deportivos en uno de los lugares con más tradición en el deporte rey.

Para conocer las medidas exactas de una pista de pádel debemos acceder a la información que ofrece el Consejo Superior de Deportes (CSD), acerca de las medidas reglamentarias que este tipo de instalaciones deben cumplir. Las dimensiones son de especial importancia si deseamos que nuestra cancha pueda albergar competiciones, torneos o ligas oficiales. Asimismo, tanto la Federación Internacional, como la Federación Española de Pádel (FEP), pueden ofrecernos información acerca de las normativas técnicas exigidas para la realización de eventos oficiales.

El CSD advierte que una pista debe cumplir los siguientes requisitos en cuanto a sus dimensiones: 20 m de longitud por 10 m de anchura. Con un margen de error máximo de ±0,5 %. Por supuesto, la cancha debe estar cerrada y ofrecer una superficie de rebote regular en todas sus partes. La zona del servicio ocupa tres metros de longitud en cada una de las dos zonas y todo el ancho de la pista, mientras que la altura de la red debe ser de 0.92 m en los extremos y 0.88 m en el centro. La suspensión de ésta dependerá de un cable de sujeción anclado en dos postes laterales.

Las pistas de pádel pueden tener uno o dos accesos laterales. En el caso de un único punto de entrada y salida de los jugadores, éste debe ocupar unas dimensiones mínimas: 1.05 m por 2.00 m. Si la pista posee dos accesos, los huecos libres deben al menos medir 0.72 m por 2 m por cada hueco y un máximo de 0.82 m por 2 m. No debemos olvidar que si la pista es de uso público deberá cumplir con las normativas de accesibilidad.

Otro punto a tener en cuenta es el pavimento usado para la construcción de la zona de juego. Es indispensable que la superficie sea plana, uniforme y regular. Los materiales empleados pueden ser desde hormigón pulido, poroso, materiales sintéticos e incluso hierba artificial. Un punto indispensable es que el área deportiva permita que la pelota bote de forma regular. El color puede ser terroso, imitando la tierra batida, verde o azul. El pavimento empleado debe reunir unas características técnicas complejas que refieren a parámetros como la absorción de impactos, la fricción, la resistencia a la abrasión, etc.

Asimismo, el equipamiento debe cumplir con las normativas de la Federación Española de Pádel. Los postes pueden ser de sección cuadrada o circular, no deben superar el 1.05 m de altura y deben estar instalados en la pista empleando cajetines que los empotren.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

+20 años de experiencia nos avalan

Imagina tu proyecto, nosotros lo haremos realidad

Pide ya tu presupuesto de forma gratuita